#compartirnoesdelito

btfjgscigaa8uuwPrimera tarea para el curso online gratuito y abierto “Arte y cultura en circulación: Políticas públicas y gestión de lo común”,  en @articaonline. ¿Qué es la cultura libre? Tema 1 #encirc14

Hace unas pocas semanas gracias al trabajo que realizan la Fundación Karisma y el Colectivo Redpatodos en Colombia, pudimos conocer el caso del biólogo Diego Goméz Hoyos. Es la historia de un joven investigador que se transforma en delincuente por compartir en Internet la investigación de otro (sin haber sido el primero en compartirla). Diego desde su territorio ha sorteado las limitaciones de acceso a la ciencia y la producción académica propias de las ciudades periféricas, en principio ahorrando para viajar a la capital y de un tiempo para acá a encontrando en Internet el mejor medio no solo para aprender de otros si no también para compartir sus hallazgos. Con un grupo de personas afín tenían un grupo en FB en el que intercambiaban información sobre su tema de investigación, la conservación de la fauna en Colombia (específicamente reptiles), en este grupo Diego encuentro una tesis de maestría de la Universidad Nacional de Colombia (pilar de la investigación a nivel nacional) que hacia aportes fundamentales para su campo de estudio, y decidió compartirlo. Hoy se enfrenta a un juicio en el que puede ser condenado a cárcel entre 4 y 8 años además de una fianza, por compartir en Internet una tesis que no era suya.*

BssvZ1TIEAA_FJh

Este caso debería ser un motivo para la movilización de los estudiantes, los académicos, científicos y de cualquiera que piense que las posibilidades de transformación de un país están directamente relacionadas con el acceso a la educación y el conocimiento. Lo que esta en juego es la defensa de las posibilidades de acceso al conocimiento sin importar la condición social, la defensa de la descentralización del conocimiento que se inaugura con Internet, al permitir el acceso a la información que alimenta el desarrollo de investigaciones en los territorios rurales.BuHqIyTIYAAvl9W

Diferentes debates han tenido lugar en relación a este caso, y es muy común leer comentarios del tipo “debió pedir permiso”, que para mi juicio son como una justificación, como cuando hay un desaparecido o una persona asesinada y la gente dice “algo malo estaría haciendo”, es casi como decir “te lo mereces”, y realmente yo no creo que  Diego merezca ir a la cárcel por compartir una tesis que hace aportes significativos a su campo de estudio. Si el documento fue publicado en su totalidad, sin modificaciones y aparece el nombre del autor, Diego no se esta robando nada, él compartió un documento que tiene una gran relevancia para una comunidad sin obtener ningún tipo de  lucro. Como bien lo representa la imagen 1, es absolutamente desproporcionada la pena, es indígnate que en Colombia sea peor compartir conocimiento que violar a mujer, eso da mucho que pensar de una sociedad, de un país en el que valen más lo derechos morales sobre una producción que la dignidad y la vida misma de una mujer.

BsnBBcECYAA9i_H

Solo comprendiendo el carácter orgánico de la cultura es posible percibir que los intentos por hacer parecer que el compartir es un delito tiene graves efectos sobre la cultura. Por mucho tiempo el compartir era el estado natural en el que se extendían todas las prácticas y creaciones de los sujetos y colectivos, hay un gran conjunto de conocimiento y saberes que vamos obteniendo en nuestro crecimiento y desarrollo desde que nacemos o incluso antes por los que afortunadamente no tenemos que pagar derechos (como el lenguaje, la cocina…). Con todo el trabajo que implica hacer una tesis o trabajo de grado, que alguien te lea y comparta tu trabajo es lo mejor que te puede pasar, que el producto de tu trabajo circule refrescando el pozo común del conocimiento permitiendo que otros aprendan y, por que no, puedan ir más allá que tu, es algo increíble. Pero claro, no todos pensamos lo mismo y por eso Diego se debate entre la libertad y el encierro, aunque con la perdida de su libertad sea más lo que pierde el país, lo que pierde la ciencia local, lo que perdemos todos.


En medio de la difícil situación que esta viviendo Diego y su familia, lo bueno es que su caso ha sido el impulso para promover con empeño un ciclo de liceciatones a nivel nacional, jornadas para que la gente aprenda a licenciar sus creaciones, que aprenda a compartir su producción sin sentir que con ello lo están robando. La mejor forma de luchar contra la criminalización del compartir y el copyright es liberar y seguir liberando. A mi personalmente me gusta usar la licencia la CC BY-SA pues se crea una hermosa cadena de liberación: todo aquel que use esta obra debe liberarla, todo aquel que use esta obra debe liberarla, todo aquel que use esta obra debe liberarla y así al infinito, hasta el día en el que compartir sea nuevamente el estado natural de toda creación.

* Más información sobre el caso de Diego Gomez Hoyos en
http://redpatodos.co/blog/diego-compartio-conocimiento-en-internet-por-eso-puede-ir-a-la-carcel/

http://www.elespectador.com/opinion/compartir-no-delito-columna-505100

http://www.vialibre.org.ar/2010/10/11/el-ejercicio-de-los-derechos-culturales-en-el-marco-de-los-monopolios-del-derecho-de-autor/

Anuncios

2 Comments

  1. Sería fundamental que las leyes de derecho de autor pudieran reconocer también el derecho a compartir, el derecho a que podamos hacerle llegar a otros las obras que creemos que les pueden servir e interesar. Cuando lo que nos motiva es hacer el bien, ampliar los horizontes de los demás y hacer avanzar juntos el conocimiento, ¿es posible que alguien considere que se está cometiendo un delito?

    Responder

  2. Mariana gracias por tu comentario. Justamente este es el caso de Diego, su delito es haber compartido un trabajo de grado (Tesis) de otra persona con fines académicos y por esto enfrenta un juicio, que en el peor de los casos lo puede condenar a una pena de 4 a 8 años de prisión. Que esto ocurra en la academia es una vergüenza, si el autor del trabajo se sintió vulnerado, lo suyo era tener un espacio de dialogo antes de abrir un proceso judicial contra Diego.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s